art-6.jpg

Siempre hacemos referencia a las numerosas propiedades del agua. Tomar dos litros de agua cada día es fundamental para que una persona se mantenga hidratada y también para que su organismo pueda funcionar correctamente.

Asimismo, cabe destacar que el momento del día en el cual se bebe el agua cumple un papel de suma importancia, ya que trae múltiples beneficios al cuerpo humano. Por otro lado, la temperatura de este líquido vital también tiene un rol fundamental en el efecto que ejerce sobre el organismo. En este caso en particular trataremos sobre el consumo de agua a determinada temperatura en un horario en particular: tomar agua tibia en ayunas.

En primer lugar, vamos a aclarar que tomar agua es bueno en cualquier momento del día, debido a que ayuda a prevenir o eliminar la retención de líquidos,  por lo que es muy útil para perder peso. Asimismo, el consumo de agua en cualquier momento permite eliminar toxinas. Específicamente en ayunas, este líquido es sumamente beneficioso para el tránsito intestinal, sin dejar de mencionar que es muy bueno para activar el funcionamiento del organismo, permitiendo que se lleven a cabo numerosos procesos metabólicos.  

En lo que respecta a la temperatura del agua, el agua tibia permite evitar el impacto de un cambio brusco en la temperatura interna del cuerpo. Asimismo, tiene un efecto vasodilatador sobre los tejidos con los que entra en contacto cuando es consumida, lo que trae como consecuencia un incremento de la irrigación de la sangre. Esto produce un aumento en la oxigenación, lo que beneficia el proceso digestivo y la respiración.