agua1.jpg

Un interrogante muy común entre las personas que realizan algún tipo de dieta está relacionada con el agua. La pregunta en cuestión es si beber agua ayuda a adelgazar, aunque también hay cuestiones que hacen referencia a que el agua engorda cuando se ingiere durante las comidas. Estas controversias se generan a partir de “mitos” que se transmiten oralmente, razón por la cual en este caso aclararemos las dudas con respecto a estos temas.

Como muchos ya sabrán, alrededor de un 75% de la masa libre del cuerpo de cualquier individuo está compuesta por agua. Es por esto que los humanos necesitan tomar entre uno y seis litros de agua por día para que su organismo pueda funcionar correctamente. Urge aclarar que la cantidad va a variar en relación con diversos aspectos; como la temperatura, la humedad, el nivel de actividad que se esté llevando a cabo y otros factores particulares de cada individuo.

Para poder comprobar si tomar agua realmente adelgaza, es fundamental considerar que este líquido cumple un papel esencial en numerosos procesos metabólicos del organismo humano. De hecho, el agua interviene en gran medida en la digestión de los alimentos. A pesar de esto, es de suma importancia considerar que el agua no adelgaza. Esto es así porque por sí misma no quema calorías, debido a que ésta no es su función. Sin embargo, no hay que olvidar que el agua cumple un rol fundamental en los procesos del metabolismo que sí tienen como objetivo el de quemar grasas.

A causa de que el agua colabora en procesos metabólicos, ayuda a eliminar líquidos e incluso calma el apetito (sin dejar de mencionar que no engorda porque no contiene calorías), es primordial el consumo de agua diariamente.